Tipos de enzimas y Fuentes naturales

Antes de ahondar en los tipos de enzimas son importantes que tengas claro a qué hace referencia este término, para que tengas una idea más clara debemos comentarte que las enzimas son partículas  de proteínas que poseen  la potencialidad de facilitar y acelerar las reacciones químicas que se dan en los tejidos vivos, menguando el límite en la energía de activación natural de la reacción.

Se encentran en nuestro organismo y son las responsables de que numerosos procesos químicos se lleven a cabo en nuestro cuerpo. Con la  finalidad de mejorar la circulación sanguínea, aligerar la cicatrización, incrementar el sistema inmunológico, purificar el sistema digestivo, aniquilar células tóxicas, impedir enfermedades cardíacas y cuadros inflamatorios.tipos de enzimas

Suelen ser muy específicas bien sea por el tipo de reacción que catalizan, como del sustrato involucrado en la reacción. La forma, la carga y las características hidrofílicas/hidrofóbicas de las enzimas y los sustratos son los responsables de dicha especificidad. Pueden mostrar un elevado grado de estereoespecificidad, regioselectividad y quimioselectividad.​

Las que muestran una elevada especificidad y precisión en su actividad son aquellas involucrados en la replicación y expresión del genoma. Estas enzimas tienen eficientes sistemas de comprobación y corrección de errores.

Tipos de enzimas

Metabólicas: son las encargadas de acelerar las reacciones de la célula para producir energía y desintoxicación.

Digestivas: Probablemente las más comunes y se pueden encontrar a lo largo del tracto gastrointestinal. Son fundamentales en la descomposición de los alimentos en nutrientes y residuos. Los alimentos al no digerirse correctamente, no podemos absorber los nutrientes. Es  aquí donde se puede experimentar molestias gastrointestinales junto con deficiencias de nutrientes.

Alimentarias: los alimentos crudos que se ingieren también contienen enzimas de forma natural. Al cocinar o procesar muchas veces puede destruir la mayoría de las enzimas naturales contenidas en los alimentos, por lo que es mejor comer sus frutas y verduras crudas para obtener mayores beneficios.

Según su actividad, encontramos 6 clases de enzimas:

Óxido-reductasas: enzimas relacionadas con las oxidaciones y las reducciones biológicas que intervienen en los procesos de respiración y fermentación. Estas enzimas tienen gran importancia  para  algunas cadenas metabólicas, ejemplo, la escisión enzimática de la glucosa, fabricando el ATP, es un verdadero almacén de energía.

Despojando dos átomos de hidrógeno, catalizan las oxidaciones de numerosas moléculas orgánicas manifestadas en el protoplasma; los átomos de hidrógeno tomados del sustrato son cedidos a algún captor. En resumen, este tipo están relacionadas  con las que intervienen de forma directa con los procesos normales de fermentación y respiración. Estas son esenciales en la cadena metabólica como la de la glucosa.

Transferasas: catalizan la transferencia de una parte de la molécula portadora a otra receptora. Su clasificación se basa en la naturaleza química del sustrato atacado y en la del aceptor. También actúan sobre los sustratos más diversos, transfiriendo grupos metilo, aldehído, glucosilo, amina, sulfató, sulfúrico, etc. En síntesis estas enzimas son las que catalizan la transferencia de las moléculas a otras. Además, actúan en diversos sustratos transfiriendo moléculas de sulfato, amina, glucosilo, aldehído, y otros.Fuentes naturales de enzimas

Hidrolasas: actúan generalmente sobre las grandes moléculas del protoplasma, el  glicógeno, las grasas y las proteínas. La acción catalítica se formula en la escisión de los enlaces entre átomos de carbono y nitrógeno o carbono oxigeno; Obteniéndose la hidrólisis que es reacción de un compuesto con el agua, de una molécula de agua. El hidrógeno y el oxidrilo resultantes de la hidrólisis se unen respectivamente a las dos moléculas obtenidas por la ruptura de los mencionados enlaces. La categorización de estas enzimas se basa en función del tipo de enlace químico sobre el que actúan.

A este grupo pertenecen proteínas muy conocidas: la pepsina,  la tripsina y la quimiotripsina. Son muy importantes porque ejercen un papel esencial en los procesos digestivos, puesto que hidrolizan enlaces pépticos, estéricos y glucosídicos.

Concisamente estas enzimas actúan directamente sobre las moléculas de protoplasma, y son las de gases, proteínas y de glicógeno. El hecho de catalizar se realiza extrayendo los enlaces de átomos de nitrógeno y carbono o de oxígeno. Se adquieren el extracto de las moléculas que se unen a otras para dar la ruptura de enlaces.

Liasas: Transforman ciertas sustancias en otras isómeras, es decir, de idéntica formula empírica pero con distinto desarrollo. Son las enzimas que catalizan diversos tipos de isomerización, sea óptica, geométrica, funcional, de posición, etc. Se dividen en varias subclases:

Las racemasas y las epimerasas: son un par de enzimas específicas para los dos isómeros y que producen un solo producto común. Operan en la racemización de los aminoácidos y en la epimerización de los azúcares.

Las isomerasas cis – trans: encargadas de modificar la configuración geométrica a nivel de una doble ligadura. Los óxidos  reductasas intramoleculares catalizan la interconversión de aldosas y cetosas, oxidando un grupo y reduciendo al mismo tiempo al vecino, en otros casos cambian de lugar dobles ligaduras, isopentenil fosfato isomerasa, indispensable en el cambio biosinético del escualeno y el colesterol.

Por fin las transferasas intramoleculares pueden facilitar el traspaso de grupos acilo, o fosforilo de una parte a otra de la molécula. Algunas isomerasa actúan realizando inversiones muy complejas, como transformar compuestos aldehídos en compuestos cetona, o viceversa.

Estas últimas desarrollan una oxidorreducción dentro de la propia molécula sobre la que actúan, quitando hidrógeno, a algunos grupos y reduciendo otros; actúan ampliamente sobre los aminoácidos, los hidroxácidos, hidratos de carbono y sus derivados.

Isomerasas: escinden enlaces entre átomos de carbono, o bien entre carbono y oxigeno, carbono y nitrógeno,  carbono y azufre. Los grupos separados de las moléculas que de sustrato son casi el agua, el anhídrido carbónico, y el amoniaco. Algunas liasas actúan sobre compuestos orgánicos fosforados muy tóxicos, partiéndolos; otros separan el carbono de numerosos sustratos.

En resumen estas enzimas se encargan de actuar sobre algunas sustancias a las que transforman en otras isómeras, es  decir que tienen la misma fórmula pero se constituyen de un desarrollo distinto.

Ligasas: grupo de enzimas que permite la unión de dos moléculas, lo cual sucede simultáneamente a la degradación del ATP, que, en rigor, libera la energía necesaria para llevar a cabo la unión de las primeras. Por otra parte se señala que  se trata de un grupo de enzimas muy importantes y recién conocidas, una fosfocinasa, para fosforilar a una sustancia A (A + ATP A – ℗ + ADP) y una transferasa que pasaría y uniría esa sustancia A, con otra, B (A -℗ + B A – B + Pi).grupo de enzimas

A este grupo pertenecen enzimas de gran relevancia reciente, como las aminoácido –ARNt ligasas divulgadas habitualmente con el nombre de sintetasas de aminoácidos –ARNt o enzimas activadoras de aminoácidos que representan el primer paso en el proceso biosintético de las proteínas, y que forman uniones C-O; las ácido-tiol ligasas. En síntesis, estas enzimas, por el contrario, en lugar de encargarse de romper enlaces son las que se encargan de unir dos moléculas. Esto se da al mismo tiempo en que otras se degradan y liberan sus energías, que se necesitan para que otras moléculas puedan unirse.

Fuentes naturales de enzimas

Los alimentos crudos son una fuente importantísima de enzimas así que este otro motivo para que no falte nunca en nuestra mesa una buena ensalada y fruta. Según la estación del año y según sea nuestra constitución física tomaremos una mayor o menor cantidad de alimentos crudos.

Los germinados o brotes junto a las algas marinas son también fuentes importantísimas de enzimas. Dentro de las frutas destacan la papaya y la piña.

Hay que tomar en cuenta, como buena fuente de enzimas, los alimentos fermentados como el Miso, kéfir, Yogur, choucrout, pepinillos, etc.

Esperamos que toda la información que te hemos suministrado te haya permitido aclarar todas tus dudas, no olvides compartir el articulo con la mayor cantidad de personas posibles para que puedan mantenerse al tanto.